Cuadro DIY

September 9, 2016

Hola! Estando de vacaciones no tengo mucha noción del tiempo así que se me paso totaalmente escribir el viernes anterior, pero ya te lo recompensaré. 

Hoy te traigo otra idea original para decorar una pared, pero esta vez utilizaremos nuestros pies. Lo mejor es que necesitas muy pocos materiales. Estos son: 

  • Un marco de fotos ( el que compré yo era de unos 53x44 cm.)

  • Pinturas acrílicas. Una será para el fondo y el resto para los pies. Yo hice tres pies (los integrantes de mi familia) y cada uno lo plasmé en un color diferente. 

  • Pincel 

  • Esponjita

  • Barniz

  • Cinta

  • Cinta de celo

  • Tijeras

  • Metro

Lo primero que haremos será pintar el fondo del color elegido, en mi caso el blanco. Si has comprado el marco de fotos en Ikea, como yo, te habrás dado cuenta de que la base es de cartón y no es completamente lisa. Para solucionar esto, pinta tanto el cartón como el metacrilato. Puedes hacerlo tanto con el pincel como con la esponja. Si en el matacrilato hay algunas marcas, simplemente da dos capas de pintura y listo. 

 Esperaremos que se seque sobre todo el material transparente ya que trabajaremos sobre él.

Tomaremos la medidas de largo y de ancho del metacrilato y decidiremos los bordes que queremos dejar. 

Los marcaremos con cinta. Para esto pegaremos con blue tack la base al suelo. Con cinta de celo pegaremos la cinta en la superficie y trazaremos la línea del borde. Cuando lleguemos al otro extremo la pegaremos también. Por si acaso, os dejo una foto aquí abajo. 

Una vez hayamos puesto los márgenes, procederemos a pintarnos el pie y plasmarlo en la base. 

Para pintárnoslo, cogeremos un pincel y pasaremos la pintura por toda nuestra planta. Cuando lo tengamos, con mucho cuidado apóyalo en el lugar del "lienzo" que quieras. Asegura de hacer un poco de fuerza para que se marquen todas las partes. Quita el pie con cuidado y mira el resultado. Si te ha quedado buen perfecto y si en vez de marcarse todo el pie se te ha quedado pegada toda la pintura blanca eh aquí la solución, pero antes, corre a lavarte el pie. Al salirse toda la pintura blanca, solo habrán quedado marcados los bordes y poco mas. Pero eso es suficiente, ya que podemos rellenar el hueco a base de un poco de pintura y un par de pinceladas. Eso si, respeta todos los bordes para evitar que te quede un pie amorfo. 

Repite el proceso las veces que quieras. 

Cuando la obra de arte esté seca, saca las cintas que sirvieron como márgenes y pon un poquito de barniz por toda la superficie para que no se agriete la pintura. 

Pon el marco otra vez con el cartón incluido y ¡ya estará listo para colgar!

 

 Sin más, espero que os haya gustado esta idea y la disfrutéis mucho. 

Besos de BLGI😘

Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Recent Posts
Featured Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • Instagram Clean
  • YouTube Clean
  • RSS Clean

February 8, 2019

September 17, 2018

September 14, 2018

September 10, 2018

September 7, 2018

September 3, 2018

January 26, 2018

January 19, 2018

Please reload